Los lugares más ‘instagrameables’ de la costa española
21695
post-template-default,single,single-post,postid-21695,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-2.8.2,woocommerce-no-js,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,columns-3,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-26.6,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,qode-wpml-enabled,wpb-js-composer js-comp-ver-6.7.0,vc_responsive,responsive-menu-slide-left

Los lugares más ‘instagrameables’ de la costa española

Ya estamos en plena época estival y somos muchos los que pensamos en visitar las costas españolas para desconectar unos días, y más después de haber estado confinados tantos meses en casa. Hoy te explicamos los sitios más chulos y fotogénicos del litoral español que te sorprenderán, ya sea para presumir en tu Instagram o simplemente, tener un recuerdo para ti y los tuyos. ¡Y no te olvides de echarle un ojo a nuestros bañadores y ropa de calle, para acompañar!

El balcón del Mediterráneo en Benidorm, Comunidad Valenciana

Benidorm tiene un rincón mágico para contemplar el mar y sacar algunas fotos de vacaciones paradisíacas. El llamado balcón del Mediterráneo, o también Mirador del Castillo es una península en forma pentagonal con barandillas, que se adentra hacia el mar, y que es el pequeño vestigio que queda de lo que había sido una imponente fortaleza entre el siglo XIV y XVII, y que defendía a la ciudad de los ataques de piratas. Se encuentra frente a la iglesia de santa Ana, un rincón alejado del bullicio turístico de Benidorm, y su diseño en color blanco y gris presenta una estampa muy fotogénica. Además de sacar unas bonitas fotos para tu Instagram, tendrás unas hermosas vistas del mar y de la Isla de Benidorm y también la propia bahía. 

 

San Juan de Gaztelugatxe, País Vasco

Una de las mayores joyas naturales de la costa vizcaína y que se popularizó gracias a la serie de Juego de Tronos (pues era donde se encontraba la fortaleza Targaryen). En el pasado fue un islote, y se convirtió en península cuando los humanos construyeron su característico estrecho camino de acceso, sobre la rasa mareal, que lleva hasta el punto más alto, donde hay la ermita. No solamente vale la pena visitarlo por las vistas una vez llegas, si no por la experiencia del camino que se adentra hacia el mar. 

Palacio-Museo Maricel de Sitges, Barcelona

Es difícil elegir un solo rincón de Sitges, porque toda la población está llena de rincones preciosos en los que los amantes de la fotografía van a disfrutar, tanto quién prefiera la arquitectura medieval como la modernista. Ahora bien, hay un edificio en concreto que es muy especial y da para fotografías espectaculares: el Palacio Maricel, construido en 1910 por el multimillonario Charles Deering. El edificio contrasta por su blancura exterior y un interior decorado con gran riqueza de colores y diseños típicos de la época, además de tener una terraza con hermosas vistas a la costa de Sitges. 

La Muralla Roja de Calpe, Alicante

Este edificio fue diseñado como un laberinto de terrazas, patios y soláriums con vista al mediterráneo por el arquitecto Ricardo Bofill en los años 70. Su particular estructura de líneas rectas, inspirada en las torres de adobe norteafricanas y en la casbah y sus vibrantes colores presenta una estampa paisajística muy curiosa en la urbanización de la Manzanera. Los amantes de la fotografía minimalista encontrarán en la Muralla Roja un lugar perfecto para explorar su creatividad y decorar su timeline de Instagram. 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.