Consejos para ir a recoger setas por primera vez
23699
post-template-default,single,single-post,postid-23699,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-2.8.2,woocommerce-no-js,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,columns-3,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-26.6,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,qode-wpml-enabled,wpb-js-composer js-comp-ver-6.7.0,vc_responsive,responsive-menu-slide-left

Consejos para ir a recoger setas por primera vez

Este año, debido a la situación sanitaria excepcional que vivimos, sois muchos los que queréis aficionaros a actividades al aire libre alternativas al ocio de la ciudad, para evitar aglomeraciones y sitios cerrados. La recolección de setas se populariza cada vez más en otoño, pues es una actividad que combina el senderismo mientras se descubren espacios naturales variados, pues no en todos los bosques crecen el mismo tipo de setas.

Ahora bien, es una afición a la que hay que introducirse con cuidado, pues es fácil confundir setas comestibles con algunas tóxicas – pudiendo ser su ingesta fatal para un humano. Algunas, al tocarlas, podrían provocar urticarias o picores. También es importante saber como recolectarlas para no destrozar los círculos de hongos y permitir que sigan creciendo. A continuación, os damos algunos consejos básicos para disfrutar de esta afición.

 

 

  1. Es mejor si te acompaña alguien que ya tenga experiencia recolectando setas

No siempre será posible encontrar a alguien, pero seguro que tienes algún amigo o conocido que sabe cómo hacerlo a quién le puedes pedir que te acompañe y te enseñe. Es la mejor forma de asegurarse que no acabas cogiendo setas no-comestibles o que no haces un destrozo en el bosque. Además, que no es tan sencillo encontrar setas – los más experimentados tienen sus zonas ‘secretas’ que no dicen así como así.

 

  1. Vas a tener que madrugar, y mejor ir por zonas poco ‘transitadas’

Los buenos recolectores de setas saben que si madrugan tendrán mayor oportunidad de encontrar setas más fácilmente y más grandes, con menor esfuerzo. Muchos irán al bosque a las 7-8 de la mañana para ser los primeros en llegar. A partir de las 10 de la mañana, los bosques se masifican, así que te tocará adentrarte más y tener más ojo avizor para encontrar setas, o conformarte con las que los expertos han descartado, quizá por tamaño o aspecto.

 

  1. Guarda el secreto de tu zona de búsqueda de setas

Como no es sencillo encontrar buenas zonas donde crezcan las setas más buscadas en abundancia, aquellos expertos son recelosos de compartir públicamente sus zonas de búsqueda, para evitar que puedan llenarse de aficionados “domingueros” o incluso aquellos que se lucran barriendo los bosques y los dejan sucios y en mal estado. Si alguien comparte contigo una zona donde se pueden encontrar setas, sé discreto y no la compartas con todo el mundo, para preservar que en la zona siga pudiendo dar tiempo a que las setas crezcan. Las zonas masificadas suelen dar setas de peor calidad o muy pequeñas, pues están pisadas o no tienen tiempo a crecer.

 

  1. Trata con respeto el bosque y sus habitantes

En relación al punto anterior, es muy importante que vayas por las zonas de setas con más cuidado si cabe. No tires basura ni desperdicios, pues las setas son también alimento de animales salvajes y podría ser un problema. No remuevas en exceso el sotobosque, pues puedes destrozar las ‘raíces’ y ‘círculos’ o seteros donde las setas crecen. No grites ni hagas ruido, lo mejor es caminar con tranquilidad y despacio, observando por donde pasas. Si vas de ‘fiesta’ con amigos te perderás los nidos de setas.

 

  1. Pero… ¿Cómo recojo las setas? ¿Arranco, corto o rastrillo?

Los expertos en la recolección de setas no parecen ponerse de acuerdo en si la mejor forma de hacerlo es cortar la seta con una navaja para setas muy a raíz, o arrancarlo de raíz con cuidado (Con un pequeño giro, ¡sin destrozar el alrededor!). Los expertos en el tema de La Casa de las Setas lo explican muy bien en su artículo al respecto, por si quieres ver qué funciona mejor para ti. Ten presente que para discernir si algún tipo de setas son venenosas, hará falta una técnica u otra. En el mismo artículo encontrarás información.

Es importante recolectar con cuidado para que las setas sigan creciendo en abundancia, como ya decíamos anteriormente. Por esta razón, tampoco se debe rastrillar el monte, pues destrozas el ‘setero’. Por esta razón existe tanto secretismo con los buenos sitios de recolección. No es solo por egoísmo, si no porque no todo el mundo aprecia el arte de recolectar setas de forma amigable con ellas y el medio ambiente. Muchos intentan lucrarse de esto con este método, pero destrozan los bosques y su capacidad de producir hongos.

En muchas ocasiones, ya hayas arrancado o cortado la seta, se recomienda tapar con suavidad el resto.

 

  1. Setas fáciles de reconocer

Si bien dependerá de cada zona (infórmate sobre qué tipo de setas crecen en tus bosques cercanos), estas son algunas comunes en los bosques de España.

  • El champiñón silvestre, una de las más conocidas, presenta un sombrero de color blanco con un tono gris o rosado, entre los 3-10cm de diámetro. Se recomienda no recolectar las que ya tienen un color de láminas más bien negro, pues son maduros y pueden costar de digerir.
  • La trompeta amarilla es otra seta fácil de reconocer y encontrar en abundancia en los bosques españoles. Suele crecer como mantos en laderas con musgo y bosques de pinos. Son, como su nombre indica, de tallo largo y como una campana, como si fuera una trompeta, y de color amarillo – ocre.
  • El robellón, uno de los más buscados, es fácil de reconocer si se consume habitualmente, por su color naranja característico (puede tener algunas manchas verdes) y su aroma intenso y particular. Suele crecer en bosques de pinares, y ubicarse entre setos y zarzas, por lo que hay que ser avispado (pero de esta forma se pueden encontrar seteros de varios de ellos). Con este hay que ir con cuidado pues hay algunos similares, algunos simplemente no tienen buen sabor, pero otros podrían ser tóxicos.

Actualmente existen muchas aplicaciones para móvil que te pueden ayudar a reconocer las setas comestibles, solo tienes que indagar en tu app store para encontrar alguna.

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.