¿Cómo vestir a los niños para hacer trekking en invierno?
32713
post-template-default,single,single-post,postid-32713,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-2.8.2,woocommerce-no-js,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,columns-3,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-26.6,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,qode-wpml-enabled,wpb-js-composer js-comp-ver-6.7.0,vc_responsive,responsive-menu-slide-left
consejos-ropa-trekking-niño

¿Cómo vestir a los niños para hacer trekking en invierno?

Es una pregunta que asalta la mente de las personas aficionadas al trekking cuando quieren introducir a los más pequeños en esta apasionante afición, al menos en las primeras excursiones. Es algo normal, queremos que vayan equipados lo mejor posible, que no pasen frío, que vayan cómodos y que puedan disfrutar tanto como lo hacemos nosotros. Para despejar toda duda, vamos a hablar de cómo vestir debidamente a los niños para hacer trekking con unos pequeños consejos.

La comodidad es un factor fundamental en el trekking

De la misma forma que haríamos nosotros, los niños deben vestir con ropa cómoda que les permita una máxima movilidad. Las rutas de trekking que planificamos están llenas de desniveles, obstáculos, puede que algún salto… por eso es clave que la ropa que lleven los niños sea cómoda. Además, ya sabemos lo movidos e intrépidos que pueden llegar a ser. Dependiendo de la época del año, un tipo de ropa resultará más cómoda que otra, pero como se acerca el invierno, vamos a dar unos pequeños consejos para disfrutarlo.

Ropa de trekking para niños en invierno

El invierno se acerca, y es un buen momento para aprovechar los paisajes nevados de la montaña o los tonos ocres que nos brinda el otoño. Pero la preocupación de padres y madres deriva en una sencilla pregunta: ¿cómo hago que los niños no pasen frío?

 

Es bien sencillo, la ropa de trekking está perfectamente adaptada a este tipo de situaciones, pero es importante tener en cuenta una serie de principios básicos:

  • Capa interior: camisetas y pantalones interiores son una buena opción para mantener el calor corporal, sobre todo si son de algodón. Los niños que todavía son pequeños, no tienen autonomía y van a pasar quietos la mayor parte de la etapa de senderismo, es mejor utilizar tejidos de algodón como primera capa porque abrigan más. Conforme vayan creciendo y puedan andar y corretear, es mejor utilizar ropa más transpirable que no retenga el sudor como capa interior.

 

  • Capa intermedia: dependiendo del frío, podremos utilizar una o más capas pero, sobre todo, que no pasen frío y nos cueste un resfriado después. Prendas de lana, tejidos mixtos, polares o tratados con DWR (repelente al agua) serán nuestros mayores aliados. En cuanto a los pantalones, los utilizados para esquí suelen ser una buena opción, pues son muy adecuados para no dejar pasar el frío y retener el calor corporal.

 

  • Capa exterior: también, dependiendo del tiempo, sobre todo si hay previsiones de lluvia, un chubasquero es un complemento esencial aunque, como recomendación, debería ser ropa que siempre habría que llevar. Un anorak es la opción principal y más interesante. Si puede ser transpirable, mejor, y los monos de esquí también suelen ser una apuesta segura.

Calzado de trekking para niños en invierno

El trekking es una actividad exigente para nuestros pies. Un mal calzado puede convertir la mejor de las excursiones en el peor de los infiernos, así que poned especial interés en que sea un calzado cómodo. Además de eso, aunque sean excursiones ocasionales, sí es recomendable que los niños lleven botas, a poder ser con forro térmico, que sujeten bien los tobillos y amortigüen los impactos.

Como véis, no es muy difícil elegir la ropa de los niños para nuestras rutas de trekking. Ahora solo queda una cosa, ¡disfrutar!

No Comments

Post A Comment